9 C
Santa Teresita

Crisis energética: ya se inyecta el gas importado a la red y esperan que de a poco se normalice el suministro

Entre el jueves y viernes el servicio estará regularizado, aseguran desde el Gobierno.

El viernes pasado el Gobierno había comprado de urgencia un barco con gas licuado brasileño para llenar los gasoductos.

Pero hubo un problema con el pago y el buque no descargó el combustible.

La Argentina vivió ayer una crisis por falta de gas, inédita en los últimos 17 años -desde que nevó en Buenos Aires en 2007-. El suministro de gas para las estaciones de servicio e industrias estuvo cortado en buena parte del país. Anoche, al cierre de esta edición, el Gobierno decidía si estaban las condiciones para normalizar el suministro este jueves o si se debería esperar al viernes. El gas importado ya está inyectándose a la red de gasoductos de todo el país.

El problema de la falta de gas natural en el sistema se había agravado el viernes pasado y el martes a la tarde tocó su pico. En una reunión de urgencia convocada ese día por el Gobierno, el Comité de Emergencia de Energía -conformado por el Gobierno y empresas del sector-, decidió que hubiera cortes de gas a todas las estaciones de servicio de Gas Natural Comprimido (GNC) del país -principalmente en la zona Centro y Norte- y también a las industrias, incluso aquellas que tienen contratos “firmes” (no interrumpibles) y por el que pagan el combustible más caro que el resto.

En Córdoba y Santa Fe, principalmente, se sintió fuerte la falta de suministro al GNC. Más de 1 millón de automovilistas argentinos tienen preparado el motor para usar ese combustible. Y en las industrias, empresas muy representativas de la producción nacional como Techint, La Serenísima y todo el complejo cerealero-oleaginoso (el procesamiento de la soja, el trigo y el maíz) en Rosario tuvieron que alternar su consumo energético a fuel oil, más caro que el gas. Según el ex subsecretario de Hidrocarburos José Luis Sureda, se trata del mayor corte de gas desde el invierno de 2007, hace 17 años, cuando cayó nieve en Buenos Aires el 9 de julio.

El comité tomó la definición el martes a las 22, tras una reunión convocada por la Secretaría de Energía, el Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas) y la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa), en la que participan las empresas. La preocupación oficial era garantizar el gas para los hogares y comercios, que son demanda “prioritaria” (ininterrumpible), así como un mínimo de combustible para que funcionen las usinas térmicas y puedan generar energía eléctrica -evitar apagones-. En ese momento caía fuertemente la presión de los gasoductos: no había suficiente gas para todo el consumo.

El principal motivo de la profundización de la crisis es que un barco de Petrobras (Brasil) que debió haber descargado ayer el Gas Natural Licuado (GNL) que importó Energía Argentina (Enarsa) de manera directa -sin licitación- no aceptó la modalidad de pago que propuso el país, con una carta de crédito, ya que la Argentina no tenían los “dólares en la mano”.

El viernes, el Gobierno compró de urgencia un barco con gas licuado brasileño para llenar los gasoductos. 
Foto Juano TesoneEl viernes, el Gobierno compró de urgencia un barco con gas licuado brasileño para llenar los gasoductos. Foto Juano Tesone

“Hoy a las 9 am, se logró destrabar la descarga y el buque se encuentra en operación“, advirtieron esta mañana desde la Secretaría de Energía.

Enarsa compró el viernes un buque de 44 millones de m3 de GNL a Petrobras que debía empezar a re gasificar hoy. Pero a último momento la empresa impugnó la carta de crédito (pago) con la que debía pagarse el combustible y no autorizó la descarga del GNL en la terminal de Escobar, el barco se encontraba amarrado y conectado a mangueras desde las 16 horas del martes 28 de mayo.

Con la situación ya controlada, desde la secretaría de Energía aseguraron temprano que “a lo largo del día” se iría regularizando la situación de cortes de suministro”. Al cierre de esta edición se reunía nuevamente el Comité de Emergencia para evaluar el estado del sistema: con temperaturas más altas esperadas para este jueves se empezarían a levantar algunos cortes.

Cómo se desató la crisis energética impensada

Las distribuidoras de gas habían ordenado ayer ampliar los cortes de suministro en el Norte del país a las industrias y estaciones de servicio de Gas Natural Comprimido -GNC- con “ventana firme” (es decir, una provisión para la que tenían un contrato no interrumpible).

La medida afectaba principalmente a la provincia de Santa Fe, pero también a Córdoba y el resto del Noroeste Argentino (NOA). Sin embargo, entrada la noche se decidió extenderla a todo el país para estabilizar al sistema.

Carta de Litoral Gas pidiendo cortes a las estaciones de servicio de TGNCarta de Litoral Gas pidiendo cortes a las estaciones de servicio de TGN

Según una carta que vio Clarínla empresa Litoral Gas había notificado temprano a sus estaciones de Gas Natural Comprimido (GNC) e industrias que deberían cortar el suministro para priorizar el consumo de los hogares y comercios -“demanda prioritaria” en Rosario, Venado Tuerto, Firmat, Chabas y Casilda por la noche del martes. El objetivo era “preservar la estabilidad del sistema”.

Varias colas de autos en estaciones de GNC que cargaron los últimos restos. Foto: La VozVarias colas de autos en estaciones de GNC que cargaron los últimos restos. Foto: La Voz

La tardanza en descargar el gas del barco de Petrobras en Escobar -que costó unos US$ 21 millones- representó una pérdida de 14 millones de m3 en los gasoductos, que se suma a los desperfectos técnicos que tuvo ayer Transportadora de Gas del Norte (TGN) en sus plantas compresoras de Beazley -San Luis- y Chajan -Córdoba-, ubicadas sobre el Gasoducto Centro Oeste. TGN declaró “fuerza mayor” y tuvo fuera de servicio otros 2 millones de m3.

SN

Artículos Relacionados